Antecedentes

¿Cómo nos veíamos en el 2011?

Historia

En el año 2008, gracias a la convocatoria de IDEA (International Debate Education Association) con el concurso “Ideas para la democracia” nace la Liga Colombiana de Debate Competitivo y Oralidad, como fruto de un proceso de colaboración y trabajo permanente, materializándose y proyectándose hacia el futuro.

La necesidad de participación crítica de la juventud y la preocupación por los altos índices de desigualdad y corrupción en Colombia dan origen a esta iniciativa, donde el objetivo es claro: Expandir el debate competitivo y convertirlo en una herramienta impulsadora de la democracia participativa y deliberativa, mediante la generación de mentes pensantes, críticas y hablantes. Esta actividad se desarrollará en las instituciones educativas, como  espacio para la formación del pensamiento de la juventud colombiana.

Para lograr este fin, la Liga Colombiana De Debate se ha consolidado gracias al arduo trabajo de un equipo pionero y fundador conformado por 9 estudiantes universitarios con la clara misión de -cómo se dice coloquialmente- “sacar adelante” este proyecto. Recientemente el equipo participó en el Torneo Universitario de Debate (TUD), realizado en la ciudad de Caracas, por la agrupación AUDAS y la Comunidad Venezolana De Debate, en el cual además de competir y desarrollar las habilidades propias de la actividad, el grupo comprendió la necesidad de ampliar esta práctica y de impulsarla, como una actividad común en todo el continente; y en Colombia en particular.

Las enseñanzas que se obtienen no son pocas. Más allá de las buenas puntuaciones logradas en las competencias, se logra la integración de los distintos grupos de debate en toda Latinoamérica, para que a través de la coordinación y cooperación logren expandir el debate, la tolerancia y la diferencia en la conciencia, no sólo de los colombianos, sino en la de los latinoamericanos.

Así las cosas, la meta es clara: Una juventud pensante, crítica y constructiva.

El medio que proponemos es la integración y cooperación latinoamericana. Que esta sea pues, la bandera por la cual la Liga Colombiana de Debate Competitivo y Oralidad, convoca a todas las organizaciones y personas, jueces, participantes o entrenadores, de habla hispana a la actividad “Torneo Internacional de Debate Universitario Unidad y Participación” a realizarse los días 25, 26 y 27 de febrero del año 2011, en el claustro de la Universidad Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario en Bogotá. Un torneo en formato parlamento británico que además de estimular la sana competencia de los jóvenes de habla hispana, generará un vínculo entre jueces, directivos, participantes y asistentes. Un vínculo creado por una simple idea, la de la importancia trascendental y definitiva del debate, en la transformación de la sociedad y la generación de una democracia participativa, incluyente y deliberativa.

¿Qué queríamos en el 2011?

Expansión del Debate

La Liga Colombiana de Debate Competitivo y Oralidad (LCDCO) es una organización con fines no lucrativos que se ha propuesto implementar el debate en Colombia como una herramienta para el desarrollo de la democracia en nuestro país. Esta premisa fundamental de nuestro trabajo implica que el despliegue de nuestras actividades se concentre de manera primaria en los centros educativos, en especial, en la educación media y superior, donde encontramos el mejor recurso humano para desarrollarlas habilidades retóricas y comunicativas necesarias para construir una mejor sociedad.

No obstante, el objeto de nuestra organización no podría ser realizado sin la valiosa expansión que nos permite el contar con coordinadores regionales en todo el país.  Estos aliados estratégicos,  que han sido reconocidos por sus calidades humanas y sus competencias por parte de la Liga, son los encargados de que este gran esfuerzo se vuelva verdaderamente mancomunado y que,  bajo el presupuesto de la horizontalidad en la organización y el establecimiento de una agenda común, el país entero abra los ojos a una disciplina como el debate, tan importante herramienta en todo escenario educativo, político, participativo.

Actualmente, nuestros coordinadores regionales son aquellas personas destacadas y de plena confianza que nos acompañaron con gran esfuerzo desde distintas zonas del país en el Torneo Internacional de Debate Universitaro – Unidad y Participación, que se realizó en la ciudad de Bogotá D.C. en febrero de 2011. A partir de acuerdos realizados con estos jóvenes universitarios, establecimos frentes de trabajos en lo que se denominó seccionales, lo cual nos ha permitido aunar esfuerzos que hoy en día comienzan a dar sus frutos en el Eje Cafetero, el sur del país, en especial Nariño, el departamento de Santander, el Distrito Capital, el departamento de Antioquia, el Departamento del Tolima y, próximamente, los departamentos de Huila y Chocó.   De hecho hoy contamos con una agenda nacional donde se ha confirmado ya la realización de dos torneos regionales (uno en San Juan de Pasto y otro en la ciudad de Bucaramanga) y una academia nacional de debate, que tendrá su primera sede auspiciada por la coordinación de la seccional Antioquia. En Bogotá D.C., la coordinación regional ha establecido ciclos de entrenamiento para fortalecer las habilidades de los debatientes de la región y prepararlos para el inicio del circuito nacional y esperamos que prontamente se establezca algo parecido en la ciudad de Manizales gracias al apoyo logístico de la seccional Eje Cafetero.  En el plano del sector educativo de enseñanza medio ya se han emprendido proyectos que muy prontamente, con seguridad, estarán dando resultados.

La Liga Colombiana de Debate Competitivo y Oralidad se vuelve entonces un articulador de redes de trabajo en todo el país que espera poder crecer día a día con el fin de que su objeto no solamente se concentre en un lugar del país, sino que pueda efectivamente desarrollarse en todos los rincones y latitudes nacionales, pues la democracia requiere de seres no sólo aptos para pensar, sino aptos para discutir  y es precisamente el escenario bilateral de la discusión donde el debate realiza un valioso aporte. Desde la capital de la república, la Liga Colombiana de Debate se ha comprometido a que todos los colombianos puedan acceder a estas herramientas de participación democrática y por eso no se referencia a partir de sus coordinaciones regionales, para que en este gran esfuerzo conjunto, logremos entre todos construir un mejor país.