Un antes y un después del encuentro de debate en Bogotá

Por María Paula García – Red Sin Fronteras Patagonia

El Torneo Internacional de Debate Colombiano “Unidad y Participación” finalizó, pero las experiencias, las emociones y los recuerdos siguen vivos.

Para Red Sin Fronteras Patagonia hay un antes y un después de este encuentro. Al menos personalmente, y creo que también como organización, cada vez comprendemos más la dimensión de las fuerzas del debate con formato en Latinoamérica, y eso es enriquecedor, alentador.

Durante los cinco días que duró el encuentro aprendimos en talleres sobre oralidad, argumentación, formato Parlamentario Británico, cómo pararse frente al otro; pero lo más importante: aprendimos que se puede. Jóvenes de entre 16 y 25 años demostraron que se puede avanzar en la construcción de la realidad, trabajando en equipo con dedicación y compromiso.

Yago de Marta, un entrenador español en temas de comunicación que nos acompañó en el torneo, dijo:
“…el debate no es importante, lo importante son ustedes, las personas que debaten”.

Una experiencia motivadora

El encuentro de jóvenes latinoamericanos en Bogotá, Colombia, significó una experiencia que nos estimula a profundizar yextender la práctica del debate educativo con entusiasmo y esfuerzo. Constituyó un espacio esencial para el intercambio cultural e informacional, en el que el contacto diario con personas de otros países, con otra historia, con otra costumbre nos enriqueció como individuos y como organización.

Por otro lado, poder exprimir en tanto conocimiento y calidad de persona a los entrenadores y jueces fortaleció la formación en el campo del debate con formato.

Quedó al descubierto que en América Latina son vastos los caminos que recorrer para consolidar la educación como herramienta para la libertad y el desarrollo humano. A partir de la promoción y ejercicio del debate con formato mucho podemos hacer: nos dota de medios para expresarnos, para ser escuchados, para escuchar al otro, para participar activamente en los espacios de toma de decisión de manera crítica y tolerante.

En Argentina el debate educativo con formato no es una práctica difundida y en muchas ocasiones es ignorada. Luego, muchas oportunidades no son aprovechadas y los beneficios que importa incorporar el debate como una actividad cotidiana en el marco educativo no son explotados.

Frente a dicho panorama, tenemos la responsabilidad de responder al compromiso de revertir dicha situación.

La participación en encuentros como el de Bogotá constituye un eslabón importante para generar el cambio dado que nos vemos motivados e impulsados por una fuerza mayor para afrontar críticamente el estado actual socio-cultural.

668 thoughts on “Un antes y un después del encuentro de debate en Bogotá”

Deja un comentario